BCN comparte la comida

Proyecto de trabajo en red para garantizar el derecho a una alimentación saludable a través de la reducción del despilfarro alimentario.

  • 22% de la población está en situación de pobreza
  • 30% de la comida producida se despilfarra
  • 14% de la comida despilfarrada proviene del sector de la restauración

Protegemos el derecho a la alimentación a través de la reducción del despilfarro alimentario del sector HORECA.

Desde Nutrición Sin Fronteras somos especialmente sensibles y conscientes de la situación de crisis económica que afecta a algunos sectores de la población aumentando su vulnerabilidad frente a la exclusión social y la pobreza. La experiencia en cuestiones nutricionales y de seguridad alimentaria que aporta el equipo de profesionales de NSF nos ha permitido desarrollar con gran éxito el proyecto de aprovechamiento de recursos alimentarios, que tiene el objetivo de proteger el derecho a la alimentación de la ciudadanía en riesgo de exclusión social y reducir el desperdicio alimentario.

Este es un proyecto de aprovechamiento de recursos alimentarios y trabajo en red que contribuye a prevenir el desperdicio alimentario y reducir el impacto de la pobreza en el Área Metropolitana de Barcelona. El objetivo de este proyecto es proteger el derecho universal a la alimentación de la ciudadanía de Barcelona en riesgo de exclusión social y reducir el desperdicio alimentario.

Metodología

Lo hacemos mediante un proceso de aprovechamiento de comida cocinada excedente, proveniente de los grandes hoteles y empresas alimentarias de la ciudad, que sirve para proveer de alimentos a las entidades sociales. Semanalmente se recogen y se distribuyen los alimentos desde los hoteles o empresas alimentarias a los centros beneficiarios. Mediante el control de los alimentos y la formación a los/las manipuladores/as de los comedores sociales, NSF garantiza las condiciones óptimas de higiene y de seguridad alimentaria en todo el proceso.

Gracias a todo el circuito de trabajo conseguimos aprovechar la comida cocinada excedente para ofrecer una nutrición equilibrada a las personas usuarias de los comedores sociales.

Situación geográfica

Área Metropolitana de Barcelona, Cataluña, España.

Actividades

  • 1.Excedente alimentario, contactamos con los hoteles y restaurantes para realizar una diagnosis e identificar el despilfarro alimentario que se puede recuperar.

  • 2.Envasado y etiquetaje, recogemos los alimentos debidamente envasados y etiquetados según protocolo de actuación.

  • 3.Recogida y distribución de los alimentos en transporte frigorífico según protocolo.

  • 4.Entrega a las entidades sociales beneficiarias.

  • 5.Formaciones específicas para capacitar en higiene y manipulación de los alimentos, y en planificación alimentaria

Composición social

Según la Encuesta de Condiciones de Vida y Hábitos de la Población de Catalunya del Ayuntamiento de Barcelona, la población en riesgo de pobreza o exclusión social representa el 29,5%, 8 puntos por encima de la media europea. En la ciudad de Barcelona este porcentaje se sitúa en el 28,1%. Debido al incremento del paro entre la población de 35 a 50 años aparece una nueva pobreza que proviene de las clases medias-bajas. Como resultado de este proceso las personas de menos de 16 años han desplazado las personas mayores como principal bolsa de pobreza.

Origen de la acción

El proyecto BCN comparteix el menjar comenzó en junio de 2012 con las pruebas piloto y en septiembre se inició el proyecto formalmente gracias al empuje económico de la Fundació La Marató de TV3. Actualmente el proyecto tiene el soporte económico del Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación de Barcelona, la Obra Social La Caixa, la Fundación Daniel & Nina Carasso y la Agencia de Residuos de Catalunya.

Resultados

Se han recuperado y distribuido a entidades sociales más de 159 toneladas de comida cocinada en óptimas condiciones de seguridad alimentaria.

Se han realizado más de 143 formaciones en seguridad alimentaria, higiene y planificación alimentaria.

El proyecto cuenta con más de 63 colaboradores

Se han reducido las emisiones de CO2 en más de 954 toneladas gracias a la reducción del despilfarro alimentario.

Colaboradores

Financiadores

Dan soporte