Bcn comparteix el menjar


Informe sobre malnutrición infantil en Cataluña: 50 mil niños y niñas con privaciones alimentarias

Ribó ha presentado un informe sobre malnutrición infantil en Cataluña que insta a la administración a tomar medidas para garantizar el derecho de los niños a una alimentación adecuada y que señala que la tasa de riesgo de pobreza infantil ya está en el 28 %, con unos 245.000 menores de 16 años afectados. El informe asegura, con datos del 2011, que el 9,8 % de los hogares catalanes no se puede permitir carne o pescado y que esta cifra es casi seis veces más elevada que la del año 2008. Además, en este periodo de tiempo en número de hogares catalanes con privación material severa también se han triplicado. Aunque el Síndic asegura que no hay problemas estructurales de desnutrición crónica, sino malnutrición, en el informe se alerta de que esta situación se puede agravar, y no sólo por la falta de alimentos para dar a los niños, sino por la carencia de condiciones para cocinarlos que genera la pobreza como dificultades para acceder a una cocina o carecer de suministros de energía.

En el texto se denuncia el déficit en el acceso de las familias a las rentas mínimas, en las ayudas de comedor y en el reparto de las ayudas por parte de las ONG que distribuyen alimentos, y reclama a la administración cambios y presupuestos suficientes para garantizar la alimentación de los menores, incluso en épocas de vacaciones escolares. Rafael Ribó ha explicado que las dificultades de renovación de la renta mínima de inserción tienen efectos directos sobre la alimentación adecuada de los niños porque actualmente se excluye a personas que sólo presentan una problemática laboral derivada de la carencia o pérdida de trabajo, que no acrediten una dificultad social o de inserción laboral añadidas. En este sentido, ha remarcado que la existencia de hijos en situación de riesgo derivado de la carencia de ingresos económicos familiares, no es una condición suficiente o un factor de discriminación positiva en el acceso a esta prestación, lo que para el Síndic debería cambiar. Respecto a las ayudas de comedor, sólo hay 63.659 alumnos con ayudas de comedor escolar, cuando hay más de 250.000 menores en situación de riesgo de pobreza y, pese al aumento de las necesidades, las ayudas están descendiendo y han pasado del 35 % en el curso 2008/2009 al 24 % del curso 2012/2013. En el documento se pide, además, que se establezca un umbral de renta unificado para toda Cataluña por debajo del cual todas las solicitudes de comedor escolar reciban ayuda, ya que actualmente los criterios no son homogéneos. Reclama igualmente que estas ayudas se resuelvan con rapidez y que no pasen meses desde que empieza el curso, porque causa problemas que repercuten en los niños, y que haya mecanismos para compensar el acceso al servicio hasta que se perciban. Se aconseja, además, revisar los criterios de renta y sociales establecidos para la concesión de las ayudas o que determinan la intensidad, para que los factores de renta sean condición suficiente para acceder a las ayudas.

Posted in Noticias on agosto 27, 2013.

Comments are closed.