13 noviembre, 2017

Educación, herramienta indispensable para la prevención de la diabetes

0

Hoy, 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Se escogió esta fecha por el aniversario de Frederick Banting, quien junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

La diabetes  tipo 2, adquirida en la adultez, constituye uno de los principales problemas de salud a nivel mundial -afecta a un 8,5% de la población-, y según las últimas predicciones de la Organización Mundial de Salud, la cifra de personas que la sufre va en aumento.

Esta enfermedad está causada por multitud de factores: alimenticios, del estilo de vida y genéticos. Este tipo de diabetes está fuertemente ligada a la obesidad (que duplica el riesgo a sufrirla), al sedentarismo y a los malos hábitos dietéticos.

El conocimiento sobre la enfermedad y sobre cómo lograr una alimentación equilibrada proporciona mayor libertad en la toma de decisiones de cada individuo y es un pilar fundamental para la prevención y la mejora de calidad de vida en pacientes con diabetes.

Desde Nutrición Sin Fronteras trabajamos  mediante campañas, talleres y formaciones sobre alimentación saludable. Estas acciones aumentan el conocimiento sobre nutrición, lo cual tiene un gran impacto ofreciendo herramientas para mejorar el manejo de esta enfermedad.

Una tostadade puerro, crema de garbanzos y setas que nuestras voluntarias enseñaron a hacer en los talleres de cocina saludable a bajo coste
Una tosta de puerro, crema de garbanzos y setas que nuestras voluntarias enseñaron a hacer en los talleres de cocina saludable a bajo coste

 

Por otro lado, se sabe que las personas con menos recursos y/o en riesgo de exclusión social son más propensas a sufrir esta patología. Esto es debido a que la diabetes tipo 2 , es una enfermedad afectada por factores sociales: estilos de vida no saludables, falta de información para la prevención y control inadecuado  de la enfermedad. Estos factores favorecen el desarrollo de la enfermedad a la vez que influyen negativamente en su pronóstico.

La población inmigrante, foco de muchas de nuestras actuaciones, es más susceptible a padecer diabetes debido al cambio repentino de alimentación. Este sector, suele aumentar el consumo en azúcares, bollería y comida rápida al llegar al país de destino, incrementando el riesgo a sufrir esta afección.

Por todo ello, desde la ONG Nutrición Sin Fronteras llevamos a cabo proyectos de concienciación para las personas en situación de pobreza o vulnerabilidad tales como “Alimenta tu futuro”,  del cual ya se han beneficiado 640 personas. Además, en el marco del proyecto “Barcelona Comparte la Comida” realizamos talleres de comida saludable a bajo coste gratuitos, en los que se pretende educar a los participantes en hábitos dietéticos y nutricionales para concienciarles sobre esta enfermedad y mejorar su calidad de vida.

 

Compartir en: