25 enero, 2018

Más de 160 toneladas de comida cocinada recuperada y distribuida a entidades sociales

1+
  • Desde el año 2012 que Nutrición Sin Fronteras lanzó el proyecto BCN comparte la comida con la misión de proteger el derecho a la alimentación a través de la reducción del despilfarro alimentario. 
  • Durante los más de 5 años de actividad, a través de   “Barcelona Comparte la Comida” se han recuperado más de 160 toneladas de comida cocinada que habría sido desperdiciada. 

Ya son más de cinco años los que lleva en marcha el proyecto “Barcelona Comparte la Comida”, un proyecto enfocado a recuperar la comida excedente de hoteles, restaurantes, escuelas y empresas de catering que acabaría desperdiciada. En Nutrición Sin Fronteras creamos este plan de acción con la idea de dar una segunda vida a esta comida y, además, hacerlo de forma que beneficie a los más necesitados. Por ello, desde el año 2012 ya son más de 160 toneladas de comida las que hemos distribuido a entidades y comedores sociales.  

NSF_CircuitHilton-016

El proyecto “Barcelona Comparte la Comida” crece a pasos agigantados, en tan solo cinco años hemos aumentado de los menos de 10 colaboradores a un total de 63, cada cual de ellos cada vez más comprometidos con la causa. Con ello, los resultados también mejoran, ya son más de 75.000 personas las que se benefician anualmente del proyecto y aproximadamente 150 comidas se distribuyen diariamente.  

Durante el año 2017 se han distribuido aproximadamente 36 toneladas de comida cocinada en óptimas condiciones y alrededor de 6000 litros de agua embotellada de las que han sido beneficiadas aproximadamente 90000 personas, teniendo como punto de recogida alrededor de 17 entidades beneficiarias de todos los ámbitos. 

 

NSF_CircuitHilton-018

Todo esto sería impensable sin el apoyo de nuestros 63 colaboradores, entre ellos, 22 hoteles, 31 empresas alimentarias y 9 centros educativos. Se trata de un trabajo en red, todos juntos luchamos para evitar el despilfarro alimentario de tal manera que los ciudadanos de Barcelona cuyas necesidades alimentarias no están cubiertas puedan tener un plato que comer. 

Compartir en: