2 mayo, 2018

Nutrición Sin Fronteras firma la Estrategia de inclusión y reducción de las desigualdades sociales en Barcelona 2017-2027

0

 

  • Para la creación de la estrategia se ha contado con el Ayuntamiento de Barcelona y 167 entidades sociales.

 

Hace dos semanas se firmó la estrategia de inclusión y de reducción de las desigualdades de Barcelona 2017-2027. Este trabajo es fruto del esfuerzo colectivo del Ayuntamiento de Barcelona y las entidades de la sociedad civil de la ciudad (167 entidades), entre ellas la ONG Nutrición Sin Fronteras, reunidas en el marco del Acuerdo del Ciudadano para una Barcelona Inclusiva.

Promover la co-producción mediante el trabajo en red y el impulso de proyectos colaborativos son parte de los objetivos de esta estrategia, los cuales se focalizan en otras misiones como luchar contra las dinámicas que generan desigualdades en sus dimensiones, describir la situación de la ciudad con relación a los procesos de inclusión y exclusión social y describir la visión de la Barcelona que queremos para el 2027, avanzando hacia un modelo de ciudad de derechos sociales y menos desigual.

Existen desigualdades sociales desde hace años, pero en las últimas décadas ha empeorado debido a la crisis financiera y como consecuencia han aumentado las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social (pobreza económica, desempleo, dificultad para el acceso sanitario…). Por este motivo, el Acuerdo del Ciudadano ya lleva a cabo desde el 2005, acciones de participación y de co-producción de políticas formando instituciones y organizaciones de la sociedad civil que trabajan para la inclusión y para la mejora de la cualidad de vida de los ciudadanos. Hay que tener en cuenta que la exclusión social es un proceso dinámico y puede cambiar. El ámbito económico, el laboral y formativo, el político, el cultural… Son algunos de les factores desencadenantes de las desigualdades sociales.

 

Barcelona-marca-metas-reducir-desigualdad_EDIIMA20180409_0550_4

 

El Plan de Acción de la Estrategia, en un margen de 10 años, quiere garantizar una ciudad que haya avanzado substancialmente en derechos sociales y en la que se hayan consolidado los pilares para que sea una ciudad socialmente justa, habitable y acogedora, educadora, feminista y saludable. Tratándose, de una estrategia transversal y centrada en objetivos claramente estratégicos o clave, de gran impacto y mesurables. Reducir la tasa de pobreza laboral por debajo del 7%, disminuir en un 60% las personas que no pueden mantener un hogar a una temperatura adecuada, reducir en un 20% las personas que no tienen la posibilidad de hablar con nadie de sus problemas personales y familiares tanto como quisieran… Estos, son algunos de los 12 objetivos concretos a los que se quiere llegar en el 2027, partiendo de los datos obtenidos del 2016.

Todas estas acciones cuentan con la participación directa de 167 entidades y un total de 892 proyectos y servicios que impactan en la reducción de las desigualdades sociales y en los objetivos establecidos. El Plan será evaluado a lo largo de este periodo, una primera evaluación se realizará en el último trimestre del 2019, una segunda en el último trimestre del 2023 y finalmente en el 2027 tendrá lugar una evaluación final de la Estrategia, con la esperanza de que los objetivos propuestos se hayan alcanzado.

Compartir en: